Este tipo de fianzas ampara a los clientes de los Notarios, Contadores Públicos Autorizados, Agentes Aduaneros, Corredores, Agencias y Agentes de Seguro contra los actos indebidos que en el ejercicio de su profesión realicen algunos de estos profesionales, amparo que se extiende también a terceros y a las autoridades del Estado. Las sumas de las fianzas son señaladas por las leyes, reglamentos o decretos administrativos, según el caso.